Aluvión en Punta Arenas | Día 2

Algo tarde despierta este día. Con esa ligera sensación de que nada calza y que es una perfecta oportunidad para darse licencias, como si de niños hubiera nevado demasiado, y todas las cosas que sobrepasan nuestras cabezas, sirven sólo para entretenernos.

Pero no. No esta vez. No cuando se siguen oyendo sirenas y camiones, y piedras y gente que no puede entrar a sus casas. El sentimiento familiar me transporta 2 años atrás, a un Chaitén desolado, destruído, pero con una llama de vida inextinguible, guiada por nuestro espíritu humano, llevada aun mas al extremo en lugares en donde el mundo pareciera ensañado a darnos la pelea, pero en donde la naturaleza guarda sus mejores evidencias de que nuestro tamaño es reducido y nuestra capacidad de asombro, inagotable.

El agua pasó. El lodo bajo ella y que queda amenazante se endurecerá, modificará nuestras calles, nuestros puentes y veredas; veremos como nacerá una ciudad de nuevo y olvidaremos la belleza de sonreír con barro en la cara y dolor en el corazón.

Advertisements
Tagged , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: